Descubriendo el Tesoro Líquido: El Calostro en los Recién Nacidos

Escrito por

Paulina Aquiles

¡Bienvenidos a nuestro rincón de conocimiento en Lactamater! Hoy, nos sumergimos en la maravillosa historia del calostro, el primer regalo que ofrece una madre a su recién nacido.

El calostro, ese líquido dorado, no solo es el preludio de la leche materna, sino un elixir cargado de beneficios para nuestros pequeños. Es el primer regalo que el cuerpo de una madre prepara con amor desde el momento del parto.

El Calostro en los Recién Nacidos

Propiedades Poderosas

Este líquido dorado es una potente mezcla de nutrientes, anticuerpos y factores de crecimiento que establecen las bases para la salud y el desarrollo del recién nacido.

  • Rico en vitaminas liposolubles A y E, proteínas, carotenos y minerales.
  • Pobre en carbohidratos, grasas y vitaminas hidrosolubles.
  • Niveles altos de IgA secretoria, lactoferrina, oligosacáridos y células mononucleares.
  • Favorece el establecimiento de la flora bífida en el tracto digestivo.
  • Fortalecen el sistema inmunológico del bebé.

El Primer Impulso Inmunológico

El calostro actúa como el primer protector del bebé, proporcionándole defensas naturales para enfrentar el mundo exterior. Estimula la formación de un revestimiento en el intestino del recién nacido, creando una barrera protectora contra posibles infecciones.

Nutrición Concentrada

Aunque se produce en pequeñas cantidades, el calostro es sorprendentemente rico en calorías, brindando al bebé la energía necesaria para esos primeros días cruciales. Además, su consistencia espesa facilita la digestión y prepara el sistema digestivo del bebé para la leche materna que vendrá después. Se produce entre la semana 12-16 de gestación el pre- calostro y durante los  primeros 4 días posparto se produce el calostro, entre 2 y 20ml por toma, en concordancia con el tamaño del estómago del bebé y con su capacidad renal.

Estableciendo Vínculos Inquebrantables

La lactancia no es solo nutrición, es también un acto de amor y conexión. Al amamantar con calostro, la madre y el bebé inician un viaje compartido, estableciendo vínculos emocionales fundamentales. Es un momento de caricias, miradas y conexión profunda.

¿Cómo Apoyar la Producción de Calostro?

Primeras Tomas: Fomenta la lactancia temprana, permitiendo que el bebé se alimente del calostro tan pronto como sea posible después del parto.

Contacto Piel con Piel: Favorece el contacto piel con piel, ya que esto estimula la liberación natural de oxitocina y, por ende, la producción de calostro.

Ofrecer Apoyo: Brinda apoyo emocional a la madre, ya que la relajación y la confianza también favorecen la producción de calostro.

En resumen, el calostro es más que un líquido inicial; es un tesoro líquido lleno de amor, nutrición y protección. En Lactamater, celebramos la magia de este primer regalo y estamos aquí para guiarte en cada paso de tu viaje de lactancia.

¡Con amor y lactancia,

Paulina Aquiles, Enfermera Pediátrica y Fundadora de Lactamater!